La TERAPIA FLORAL BACH es un instrumento esencial para la aplicación de los Remedios Florales Bach, del que se sirve el Terapeuta para acompañar procesos de evolución, de aprendizaje y de crecimiento personal del paciente, respetando el legado ejercido por su creador desde hace 70 años.

 

El Dr. Edward Bach, siempre guiado por su intuición primero, y por su comprobación después, formuló teorías sobre combatir la enfermedad en sus causas y no en sus efectos.

 

 La Terapia Floral Bach está basada en el pensamiento y acción del Dr. Edward Bach y en su concepto de la enfermedad. Para entender dicho concepto debemos aclarar que intelectualmente estaba ligado a Paracelso, junto con Hipócrates y Hahnemann quienes acordaban en que no “existen enfermedades sino seres enfermos”.

 

Para el Dr. Bach era esencial reconocer que el hombre nace con dos aspectos: uno espiritual y otro físico, sumando el desarrollo posterior de sus psiquis, así luego como unidad psicofísica-espiritual, su salud va a depender de la armonía de estos 3 aspectos.

 

Por lo tanto la Terapia Floral Bach trabaja corrigiendo los posibles desequilibrios energéticos psico-emocionales, restituyendo la energía que falta, modificando el conflicto interno, administrando armonía a toda la personalidad.

 

La Terapia Floral Bach elimina el dolor externo y el interno, haciendo evidente el proceso de evolución del paciente desde su forma de encarar la enfermedad, hasta su opción por vivir en salud mejorando su mundo interno y su vínculo con el mundo exterior.

 

La Terapia Floral Bach no reemplaza ningún estilo de tratamiento que el paciente esté llevando, complementa terapias alopáticas u homeopáticas y pueden ser ingeridas a cualquier edad y frente a cualquier circunstancia de la vida: embarazo, niñez, edad adulta y ancianidad.

 

Las esencias florales no son tóxicas, no producen acostumbramiento.

 

Esta terapia puede realizarce en forma presencial o a distancia, por skype.

 

 

Consulte tarifas.