Las personas como los animales sufrimos de la polución y nos cargamos energéticamente. Estas energías son densas y pegajosas y se depositan en distintas partes del cuerpo ocupando lugares como los hombros y estómago provocando dolores de hombros, contracturas y falta de aire.

 

Las personas tenemos centros energéticos (chakras) que tienen que estar en condiciones para que funcionemos correctamente ya que cada uno de estos centros gobiernan distintas glándulas que hacen funcionar nuestro cuerpo.

 

Esta limpieza es como un servis que nos tendríamos que hacer a menudo para estar en condiciones de afrontar los problemas de la vida cotidiana y que no nos afecten negativamente al no tener en condiciones nuestros centros energéticos.

 

Estas limpiezas y armonizaciones se pueden hacer de forma presencial y/o a distancia.